fbpx

Ostara es una diosa del amanecer, la primavera, el amor, la fertilidad, la creación, la nueva vida, el renacimiento, la resurrección, la renovación, la alegría, la inspiración, las flores, la esperanza, el equilibrio, los nuevos comienzos y la protección. Se la considera una diosa doncella de la luna llena y una encarnación de la nueva vida. Es la diosa que resucita las plantas en ciernes y la fertilidad de la tierra.

Ostara trae la llegada de la primavera,  una de mis épocas favoritas del año, la tierra y la naturaleza vuelven a la vida, es el punto de equilibrio perfecto entre la noche y el día, la oscuridad y la luz, lo masculino y lo femenino, el punto de equilibrio entre Imbolc y Beltane, como dentro es fuera.

La Tierra se está calentando con la presencia del sol, los días se hacen más largos, las flores y los árboles florecen. 

Con la llegada del primer día de la primavera la luz triunfa sobre la oscuridad.  Es un momento de fertilidad, nacimiento y florecimiento. 

Es momento de honrar el equilibrio de tu vida y en honrar tanto la oscuridad como la luz.

Ostara proviene de una tradición anglosajona y germánica de celebrar y honrar a la Diosa Eostre/Ostara. El nombre Ostara está relacionado con el de Eos, la diosa greco-romana del amanecer Aurora.

Los festivales de Ostara suelen ser durante el mes de abril para celebrar la fertilidad, la renovación, el renacimiento y la protección. Sin embargo, hoy en día, el día de celebración de la Diosa Ostara puede variar desde el equinoccio de primavera (alrededor del 21 de marzo) hasta la primera luna llena después del equinoccio.

Fue a partir de Eostre que la celebración cristiana de la Pascua desarrolló un tiempo de renovación y renacimiento. La Semana Santa siempre cae el primer domingo después de la primera luna llena después del equinoccio de primavera.

Para los druidas, el nombre del equinoccio de primavera es Alban Eilir, que significa “La luz de la tierra”. Durante el Equinox Sunrise en West Kennet Long Barrow en Avebury, el sol penetra en la cámara interna del útero.

El 25 de marzo los cristianos celebran el Día de la Anunciación, el día sagrado en que el Arcángel Gabriel visitó a la Virgen María para compartir con ella que se convertiría en la madre de Cristo. En algunas tradiciones, el arcángel Gabriel es un ángel de la luna que trabaja con el agua, las energías femeninas y el espacio del útero. Este es un día bonito para honrar al divino femenino y a las madres de la tierra.

Durante los días alrededor del Equinoccio de Primavera me gusta escuchar música relacionada con las energías del equinoccio. Estos días estoy escuchando la canción ‘Ostara Maiden of Spring’ de Flora Ware, aquí os dejo el link de la canción en spotify.

Feliz Equinoccio de Primavera y mis mejores deseos de que tus proyectos florezcan y crezcan con la energía de la Primavera.